EL «FOOD BLOCK» DE PALERMO

    Volver
    EL «FOOD BLOCK» DE PALERMO

    Autor: Tony Siino Twitter - Blog

    A poca distancia del Teatro Politeama, en el centro de Palermo, hace pocos meses abrieron muchísimos lugares donde puedes comer algo diferente a la excelente cocina siciliana. Si pasas algo más de tiempo en la ciudad o quieres probar algo distinto, el «food block» es para ti: un cuadrilátero lleno de locales situado entre via Libertà, via Isidoro La Lumia, via Archimede y plaza Ruggero Settimo.

    En mis viajes previos aprendí una regla simple pero eficaz: si delante del restaurante hay una persona que te invita a sentarte y a comer, el restaurante es «turístico». A veces se come bien, pero los precios son medio-altos y en ocasiones las recetas están adaptadas a un gusto internacional. No desaconsejo este tipo de experiencias, pero me gustaría hablar de la variada oferta que ofrece el centro de Palermo desde hace algún tiempo, incluso con algunas propuestas muy interesantes.

    Comenzamos con La Pesceria, en la esquina entre via Isidoro La Lumia y via Quintino Sella. Es un lugar a caballo entre una pescadería y un restaurante fruto de la pasión de Lollo Cracolici y su familia. Lollo quería compartir con sus amigos y otras personas lo que pescaba y por eso abrió este local donde no hay un menú fijo: lo que se pesca se ofrece a quien llega y se come en mesitas en la acera, aprovechando el clima templado del que goza Palermo durante todo el año. El pescado es fresco y está buenísimo. Hace poco comí una pasta con caviar de atún y almejas que no olvidaré fácilmente.

    Cerca de allí, en via La Lumia 15/17, está Zangaloro Meat Factory. Los Zangaloro son unos carniceros históricos de Palermo y hace poco crearon un formato de fast food con productos locales. El interior del local recuerda a una carnicería, con azulejos blancos en las paredes y mesas de madera. Aquí puedes comer deliciosas hamburguesas como las que hacen furor en Milán desde hace algunos años, pero con un toque local, tanto de carne de res como de pollo. También puedes elegir la variedad con carne de angus. La más famosa es la Zangaburger, con doble de carne bovina italiana con queso cheddar, tomate, pepinos, cebolla roja y salsa barbacoa. Las patatas fritas están cortadas a mano y no tienen nada que ver con las de los fast food americanos. También hay platos a la parrilla y ensaladas. He comprobado personalmente que es mejor no ir en las horas con mayor afluencia de gente, pues la espera a veces puede ser larga.

    Siguiendo por via La Lumia 11/A, está Se Magna, que hornea porciones de pizza con diversos ingredientes en un tradicional taglio a la romana y con venta al peso. En la ciudad no hay muchas pizzerías romanas y este local que abrió en abril conquistó enseguida a los clientes. A la hora de comer acuden a ella incluso las personas que trabajan en las oficinas del centro y no es extraño poder entablar una conversación con ellos. Yo he probado la pizza con ricotta al pistacho, berenjena y panceta, pero hay muchas variedades; por ejemplo gambas y naranja, patatas y tartufo y para los más golosos, está también la pizza con Nutella.

    No muy lejos de allí, en via Quintino Sella 65, está Caligola Cucina Romana. A menudo he comido en Roma flor de calabaza, espaguetis Cacio e pepe y Gricia y muchas veces he sentido un cierto vacío y ganas insaciables de cocina romana. Desde hace algunos años estos «problemas» se pueden resolver gracias a este restaurante, que cuenta también con un ambiente agradable, con paredes que recuerdan vagamente a las domus. No te olvides de echar un vistazo al menú del día, que a menudo reserva deliciosas sorpresas como la «Salciccia e Cicoria».

    Como ves, ¡no hay solo arancini y pasta con sardinas en una Palermo que se amolda a todos los gustos!

    Localización: Palermo ·

    Cómo llegar a Palermo