MUSEOS NO CONVENCIONALES EN PALERMO

    Volver
    Museos en Palermo

    Autor: Tony Siino Twitter - Blog

    En Palermo hay museos muy bellos y rebosantes de maravillosas obras de arte que se pueden encontrar en todas las guías turísticas: el Palacio Abatellis, la Galería de Arte Moderno, el Palacio Riso, el Museo Salinas, el Museo Diocesano...pero ahora no vamos a hablar de ellos Hay también museos menos convencionales pero sumamente interesantes.

    EL MUSEO ZOOLÓGICO DODERLEIN

    El Doderlein forma parte del circuito de los museos de la Universidad de Palermo y posee una rica colección de invertebrados y vertebrados, con vitrinas de varios niveles en las que se atesoran verdaderas joyas del museo, como la colección de peces del Mediterráneo (conservada según un tratamiento aún hoy secreto), la malacológica (moluscos y conchillas) y partes anatómicas de animales. Me ha impresionado sobre todo el ejemplar embalsamado de un dodo, un pájaro insólito, antaño común en la Isla de Mauricio pero que, desafortunadamente, se extinguió en el siglo XVII. Es un museo pequeño, una verdadera joya.

    VITTINAVESPA (CINTURA DE AVISPA)

    Para los apasionados de la histórica scooter Piaggio, símbolo del diseño italiano en el mundo, Vittinavespa es una meta obligada. El coleccionista Filippo Sagona ha recogido varias Vespas, juguetes antiguos y objetos de época (jukebox, máquinas tragaperras, etc.).  Además de los modelos históricos, como la “faro bajo”, hay otras raras curiosidades como una Vespa que el Ministerio de Defensa de Francia encargó en 1956, con un pequeño cañón transportable con seis misiles y cesta con cuatro misiles adicionales, igual a la que se lanzó en paracaídas durante la guerra de Vietnam Hay también una fantástica Vespa con sidecar y un modelo de carrera.

    MUSEO DE LA ANCHOA

    Ahora nos vamos a Aspra, cerca de Bagheria, al Museo de la Anchoa. En esta visita, sin embargo, no existe solo la conservación de la anchoa sino también la relación ancestral entre el hombre y el mar.  Una de las historias que me ha contado el fundador Michelangelo Balistreri dice: «Hace muchos, muchos años, tantos que no podéis imaginaros cuántos, resplandecía en el cielo una numerosa familia de estrellas; estrellas pequeñas, muy pequeñas, pero intensamente luminosas: tal vez las estrellas más luminosas y brillantes de todo el universo celeste. Se llamaban Engrauline y eran muy, muy vanidosas. Según la leyenda, Dios castigó a las Engrauline por su obstinada vanidad y, desde el cielo, fueron arrojadas al mar. Se llamaron, desde entonces y por siempre, simplemente anchoas».

    MUSEO DE LAS CARROZAS

    En la misma provincia, en Cinisi, se encuentra el Museo de las Carrozas. Allí hay carruajes de distintos tipos (por ejemplo Break, Briska, calesas, Landau Bateau, Ottomolle, Victoria), arneses, monturas antiguas, boquillas, látigos y documentos históricos. Las piezas están todas restauradas y su estado es admirable. Las maderas ayudan a recorrer la historia de algunas familias nobles sicilianas, como los Trabia, los Mirto, los Niscemi, los Butera, pero también la de familias inglesas que en los siglos pasados fueron protagonistas del esplendor comercial, como los Whitaker, los Horton y los Hopps.

    MUSEO DE LAS MARIONETAS

    El último museo no convencional está cerca de la plaza Marina y es el Museo Pasqualino. Sicilia se distingue por su tradición popular de la "Opera dei Pupi", un teatro de marionetas que narraba las Cruzadas y los Caballeros de Francia, pero en casi todo el mundo se crean marionetas. Aquí hay "pupi", textos, teatrillos y muebles provenientes de Bélgica, Francia, España, Tailandia, Birmania, Vietnam y otros países. Y hay también algunas máscaras-marionetas propiciatorias que vienen de África.

    Localización: Palermo · Ver en Google Maps

    Cómo llegar a Palermo