MERCADILLO BROCANTE LES ALLÉES

    Volver
    Brocante des Allées

    Author: Pierre-Brice Lebrun 

    El primer viernes, sábado y domingo de cada mes, el mercadillo Brocante Les Allées se instala en los paseos arbolados de Forain-François Verdier, en pleno corazón de Toulouse, a donde se accede muy fácilmente en metro. Es una cita muy popular entre los tolosanos, sobre todo cuando hace bueno. Raro sería que no encontraras allí lo que buscas ¡o que no te vayas con algo que no tenías pensado comprar! Mis hallazgos de hoy han sido una garrafa de cristal y tres coloridos vasos de ron. En cambio, no me he dejado tentar por una mesita auxiliar Carlos X. Quizá la próxima vez, si es que sigue allí...

    Algunos expositores son muy especializados, hasta límites monomaníacos, mientras que otros, más generalistas, apilan sin lógica alguna objetos procedentes de todas partes. Me encanta deambular entre los puestos, imaginarme de dónde viene cada objeto e inventarme sus historias, como este cenicero publicitario que, durante nada más y nada menos quince años, ha trabajado en la región francesa de Gers, hasta que su propietario se deshizo de él cuando traspasó el negocio. Está junto a un juego de té inglés de porcelana china que seguramente perteneció a alguna princesa, lo cual hace soñar a mi hija, y cerca de una estatua de arte primitivo africano con el cabello pajizo, traída a Francia por un explorador que pasó varios años navegando por un río lleno de cocodrilos en busca de una ciudad escondida. Sobre una mesa de formica, se encuentran una cafetera de plata con un monograma y una fuente de cuscús llena de tarjetas telefónicas de prepago: ¿cuántas conversaciones, discusiones y declaraciones de amor habrán escuchado?

    Cada expositor tiene su estilo propio, su personalidad o su época preferida: por aquí, art nouveau y art déco; por allá, un armario industrial de acero pulido que quedaría estupendamente en la entrada de mi casa para guardar chaquetas y zapatos; por otro lado, muebles de mimbre, sillones Luis XV y armaritos de estilo Luis Felipe, junto a unas estanterías naranja de los años sesenta.

    ¡En Les Allées encontrarás de todo!

    Organizado por el sindicato de almonedistas y anticuarios del Alto Garona y el sudoeste de Francia, el Brocante Les Allées es el mercadillo regular de antigüedades más importante de la región, con más de 150 expositores profesionales, anticuarios o almonedistas.

    Allí verás a aficionados a la numismática, a la filatelia o a los discos de vinilo rebuscando en archivadores llenos de maravillas, mientras que, enfrente, un experto en grabados del siglo XVIII intenta negociar por un retrato enmarcado de una mujer recostada bajo un ciprés.

    La gente va para curiosear o simplemente para dar una vuelta, pero los coleccionistas, que saben lo que quieren, van adelantando con prisas a los paseantes que deambulan sin rumbo fijo entre los puestos.

    Algunos miran y remiran, hurgan y revuelven para encontrar el tapón de una garrafa o el vaso de licor que le falta a la cristalería Napoleón III de su abuela; otros recorren los puestos de los libreros buscando alguna novela que no hayan leído, y que quizá devorarán enseguida sentados en una terraza al sol. Puede que te topes con un tebeo que te encantó hace años y que te lo lleves con un mezcla de orgullo, emoción y nostalgia. Mira qué sonrisa tan radiante, seguro que ha encontrado el regalo que buscaba. Y esa pareja de recién casados, ¿se dejará seducir por ese juego de porcelana? Yo les aconsejaría que se den el capricho y que aprovechen la oportunidad. ¿Qué opinas, volvemos a ver si sigue allí la mesita?

    Con total confianza

    Por Les Allées se pasea un experto enviado por la CNES, la cámara francesa de especialistas en obras de arte y objetos de coleccionista. De forma gratuita, podrán consultarle los expositores o los futuros clientes que, antes de comprar, quieran comprobar la época, la procedencia o el valor de algún objeto. ¡Así podrás ceder a tus caprichos con total tranquilidad!

    Unas salchichitas para picar

    En Les Allées, por suerte, también podrás encontrar salchichas. Hay dos agradables bares para sentarse un rato a beber o picar algo (¡no sin mi salchicha de Toulouse!) o a comer un menú del día con mantelito de cuadros antes de seguir con la búsqueda del tesoro.

     

    Localización: Toulouse · Ver en Google Maps

    Cómo llegar a Toulouse