EL TRANSPORTE EN VENECIA

    Volver
    El transporte en Venecia

    Autor: Michele Del Pup

    A día de hoy, como en el pasado, la ciudad se recorre por el agua; el uso del motor es la única concesión a la modernidad. Embarcaciones de todo tipo surcan los canales sustituyendo a las agotadoras barcas de remo, aunque a un gran número de apasionados les gusta remar en su tiempo libre.

    Todo va por el agua; no se concibe la ciudad sin este elemento que la rodea, que en el pasado le servía de defensa y hoy hace que sea única, pero con problemas también únicos.

    Los vaporetos cargados de pasajeros pasan a lo largo del Gran Canal, embarcaciones de varios tipos salen cada mañana de la dársena de tierra firma cargadas de todo tipo de mercancías para abastecer a la ciudad: una gran variedad de barcas multicolores de todo tipo y dimensiones que, deslizándose muy próximas, muestran la carga que en otras ciudades va escondida en un camión.

    Una carretilla, normalmente a proa, a veces sobre la carga, preside cada barca, herramienta indispensable para continuar el transporte hasta su destino final tras amarrar la barca lo más cerca posible.

    La forma de guiar a los «topos», embarcaciones de motor de diferentes dimensiones dedicadas al transporte de mercancías dotadas de un motor interno y de una larga barra que gobierna el timón, es muy graciosa. Se puede ver a los conductores con la espalda apoyada en esta barra o, a veces, incluso a caballo de la misma, dirigiendo la barca a la vez que se mueven con el cuerpo mientras que con las manos libres hojean un periódico, hablan por teléfono o se las meten en los bolsillos para defenderse del frío.

    Embarcaciones de la policía, ambulancias o barcas de bomberos que corren haciendo sonar la sirena, lanchas taxi, las grandes barcas que transportan a diario toneladas de basuras, las de varios servicios constituyen el tráfico de los canales venecianos que no es menor del automovilístico de cualquier ciudad.

    Para los venecianos, la barca es un elemento imprescindible de la vida diaria. Antiguamente, era costumbre que los esposos abandonasen la iglesia en góndola tras la ceremonia del matrimonio.

    Quien no es de Venecia piensa a menudo que todos los venecianos tienen una barca para moverse en ella, como quien tiene en otros sitios un automóvil, pero no es así.Muchos venecianos tienen una barca que usan solamente en su tiempo libre, para ir a pescar o para llegar a cualquier lugar alejado de la laguna a tomar el sol o darse un baño durante el buen tiempo.

    Incluso el “último viaje” se hace en barca hacia la isla de San Michele.

    Localización: Venecia · Ver en Google Maps

    Cómo llegar a Venecia