PASEAR ENTRE OMBRAS Y CICHETI

    Volver

    Autor: Michele Del Pup

    En Venecia se camina mucho y alguna vez se usa el vaporetto o el «ferry» de las góndolas, disponibles en algunos puntos de la ciudad para atravesar el Gran Canal.

    Si vas a pie, tendrás la oportunidad de conocer personas, amigos y conocidos con los que, tras un saludo, podrás continuar la charla en algún local cercano para beber algo juntos y poneros al día sobre las últimas novedades de ambos o de algún conocido en común.

    Por la mañana, durante el descanso en el bar, normalmente se toma café. Pero hacia el medio día, o por la noche, se va a beber una «ombra», una copa de vino, o nuestro clásico cóctel spritz, vino blanco con Aperol o Bitter y agua mineral aderezado con una aceituna y una rodaja de limón o naranja; aunque también hay otras variantes que usan otros licores típicos nacionales.

    Para los venecianos ir a beber una ombra o un spritz es casi un ritual diario. Hace tiempo había muchas tabernas en la ciudad, locales en los que se vendía vino acompañado a menudo de platos sencillos. Una tradición que continúa también hoy con muchos locales donde puedes degustar una amplia selección de «cicheti», pequeñas porciones de comida para acompañar con una buena copa de vino para un aperitivo rápido.

    Hace un tiempo estos locales eran muy numerosos, pero algunos con el paso de los años se han transformado en bares corrientes donde se sirven bocadillos y sándwiches y a los que acuden trabajadores en la pausa de la comida o apresurados turistas.

    Por suerte, algunos locales, manteniendo la tradición, han resistido al tiempo y, en estos últimos años, se han abierto otros nuevos donde se pueden degustar los clásicos cicheti, que no tienen nada que ver con los bocadillos o sándwiches.

    La oferta varía del clásico medio huevo duro con un boquerón encima, a los cartílagos hervidos o, según la estación, a la alcachofa en aceite y a los corazones de alcachofa; sin olvidar la variedad de pescado de temporada frito o asado, sobre todo sardinas empanadas y fritas, brochetas de calamares, sepias asadas o pulpos cocidos.

    Un par de zonas de la ciudad, donde se encuentran algunos de estos locales, son también un punto de encuentro nocturno para los jóvenes venecianos. Una es la «Erbaria», justo después de cruzar el puente de Rialto en la zona del mercado, donde hay muchos locales que ofrecen este tipo de comida; por la mañana y hasta la media tarde acuden principalmente las personas que trabajan en el mercado o en zonas cercanas.

    Pero si te adentras en las calles circundantes encontrarás muchos otros con una amplia oferta de vinos y cicheti.

    Otra zona muy conocida y frecuentada por los jóvenes, cerca de la universidad, es la plaza S. Margherita, donde hay muchos locales de este tipo.

    Si exploras la ciudad encontrarás varias tabernas que pueden ser una alternativa a un almuerzo clásico para quien quiera visitar la ciudad perdiéndose por sus calles.

    Cómo llegar a Venecia