Responsabilidad social corporativa

La Responsabilidad Social
Corporativa en VoloteaCon los pies en el hoy y las alas en el mañana.

Cities@2X

Somos parte de las ciudades que nos acogen

En más de 100 ciudades Volotea de 16 países, operamos vuelos directos de bajo coste que permiten mayor conexión entre ciudades y más movilidad a sus residentes. Cada una de ellas no es sólo el lugar desde el que despegamos sino una comunidad de la que formamos parte.

Sumamos a la prosperidad de las ciudades que nos reciben

Apoyamos a las organizaciones que las hacen progresar y nos aseguramos de ofrecer un servicio útil a sus ciudadanos, sin olvidar, controlar y reducir el impacto ambiental de nuestras actividades.

Intereses Comunidad@2X

Compartimos los intereses de la comunidad

Apoyamos a las instituciones sociales y culturales de la ciudad, ponemos en marcha medidas para la reducción del ruido y las emisiones, y realizamos voluntariado corporativo.

Hacia una aviación sostenible

Para volar ahora y siempre, queremos unos cielos cada vez más limpios. Volotea sabe que este es el reto de nuestra generación y trabaja por una transición hacia una aviación menos contaminante, alineada con la movilidad sostenible.

Por esta razón, hemos decidido no operar ningún vuelo que cubra una distancia que se pueda recorrer en tren en menos de 4 horas, y más del 90% de nuestros vuelos no se pueden cubrir en tren o coche en menos de 6 horas.

Aviacion Sostenible@2X Aviacion Sostenible@2X
01

Utilidad y ecoeficiencia

Trabajamos para ser la preferencia de nuestros viajeros en términos de responsabilidad con el medio ambiente. La mayoría de nuestros vuelos conectan ciudades que no tienen una alternativa más ecoeficiente.

02

Reducción e Inversión

Buscamos cómo mejorar nuestra eficiencia en costes constantemente, lo que se traduce en un mejor y menor consumo de recursos. Reducimos el consumo de fuel e invertimos en diseños de nave y cabina más ligeros y ecoeficientes.

03

Impulso y apoyo

Colaboramos con las instituciones y la industria para implusar nuevas tecnologías y estrategias para una aviación más sostenible, como el desarrollo de los biofuels y el avión eléctrico o la mejora de la eficiencia en la gestión del tráfico aéreo.